Homeopatía

Homeopatía y Alopatía

La Homeopatía (del griego homoios: semejante y pathos: enfermedad) es un sistema terapéutico que trata enfermos y no enfermedades.
Se basa en leyes naturales: Ley de Similitud y Ley de Curación. La experimentación de los medicamentos se hace sobre el hombre sano (patogenesia). Utiliza medicamentos altamente diluidos (dosis infinitesimales), de tal forma que sólo actúan a nivel energético sobre la Fuerza Vital poniendo en marcha los propios mecanismos de curación del enfermo. En todos los casos se prescribe un solo medicamento (unicismo). Es una medicina natural, sin efectos secundarios, que actúa sobre la totalidad de los síntomas psicológicos y físicos.
La Alopatía, del griego allos (otros) y pathos (enfermedad) es un método terapéutico que emplea medicamentos opuestos a los síntomas observados. Ejemplos: antipiréticos para la fiebre, analgésicos para el dolor, laxantes para la constipación, etc.

Del libro “MEDICINA QUE CURA” de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: . © Todos los derechos de autor reservados. ISBN 978-987-42-5218-0

Estándar
Homeopatía

HOMEOPATÍA y EMBARAZO

Durante el embarazo, la homeopatía contribuye a tratar complicaciones sin riesgos de toxicidad materna ni fetal.

El embarazo es un estado fisiológico, pero muchas veces transcurre con diversas situaciones patológicas que entorpecen su evolución natural y producen un malestar en la madre que impide la vivencia plena de esta etapa tan importante en la vida de una mujer. Al alterarse ese estado fisiológico, se hace necesaria la intervención del médico para intentar restablecer el equilibrio y prevenir o actuar sobre las complicaciones que puedan surgir.

Los trastornos que se presentan en el embarazo pueden dividirse en dos grandes grupos: los que se originan a partir del embarazo mismo o aquellos que ya existían previamente y que pueden agravarse y, muchas veces, no pueden ser medicados con fármacos potencialmente peligrosos para el bebé.

Como el embarazo produce ciertos cambios en casi todo el organismo femenino, algunas mujeres experimentan a menudo exacerbaciones de problemas de salud previos o bien varios síntomas nuevos. Algunos de los síntomas comunes son: náuseas, meteorismo, infecciones vaginales y urinarias, herpes, insomnio, anemia, dolor de espalda, tensión mamaria, constipación, hemorroides, varicosidades, erupciones de la piel y edema (hinchazón) de miembros inferiores. Algunos de esos síntomas y condiciones suelen ser leves y tolerables. Sin embargo, algunas veces adquieren una dimensión mayor y requieren tratamiento médico. Muchas drogas alopáticas deben ser administradas en el embarazo con suma precaución e inclusive algunas están proscritas. Es ideal contar con una terapéutica que actúe de forma segura, suave y duradera como es la homeopatía.

Para el trabajo de parto también contamos con medicamentos que contribuyen a reducir las molestias y a tratar algunas complicaciones que pudieran presentarse. Igualmente, el puerperio se ve favorecido por la administración de medicación homeopática cuando la madre o el niño lo requieren.

Además del tratamiento homeopático, brindamos a continuación algunas sugerencias para aliviar síntomas de aparición frecuente durante el embarazo.

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar
Homeopatía

¿La actividad física aeróbica influye sobre el cáncer?

Es conocido el efecto benéfico que ejerce la actividad física sobre los pacientes con afecciones respiratorias, digestivas (algunos pacientes constipados refieren que caminar para ellos es el mejor “laxante”), emocionales (pacientes que caminando una hora por día pudieron suprimir las drogas antidepresivas). Cientos de trabajos a nivel mundial demuestran los notables beneficios que obtienen enfermos de cáncer con la actividad aeróbica. En el año 2016 se publicó una investigación a cargo del Dr. Steven C. Moore del National Cáncer Institute y del American Cáncer Society que confirma los trabajos precedentes. El estudio de la Sociedad abarcó a 1.440.000 individuos de USA y Europa a lo largo de 11 años. Se analizaron dos grupos, quienes hacían actividad física y un grupo de comparación de individuos sedentarios. Los resultados de la investigación mostraron entre un 20 y un 55 % de reducción de riesgo de padecer cáncer, entre muchos otros, de colon, mama y endometrio. Como conclusión de esta investigación se recomienda realizar al menos 22 minutos diarios de trote, natación o bicicleta. Otros trabajos muestran que la actividad física reduce en un 50 % la reaparición del cáncer.

Recomendamos realizar la actividad aeróbica, preferentemente, en horas de la mañana, considerando la función hormonal de las glándulas suprarrenales

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar
Homeopatía

¿Cuál es la causa de mi enfermedad?

La enfermedad es multicausal. Hay quienes, resolviendo el origen emocional de su afección, logran la curación, otros, sólo con cambios en la alimentación o con un sacerdote sanador. Dependerá de cada caso individual y del peso de cada uno de los factores en juego. No se debe buscar la causa en los genes o microbios oportunistas. La causa primigenia reside en el terreno y la predisposición constitucional.  En algunos pacientes desaparece la enfermedad, pero al tiempo vuelve o aparece otra enfermedad que indica que no se curó al enfermo. De ahí la importancia de una terapéutica profunda, de orden vibracional que actúe sobre la Fuerza Vital, y de hábitos higiénico-dietéticos que luego de la curación mantengan la salud.

¿Puede explicarme lo del “peso de cada uno de los factores” de la pregunta anterior con un ejemplo práctico?

Esa afirmación surge de nuestra experiencia clínica en función de la respuesta terapéutica del enfermo. Tomemos como ejemplo la Fibromialgia, enfermedad de moda, que más que una enfermedad es un síndrome, ya que no se reconocen causas conocidas, ni puede diagnosticarse por exámenes de laboratorio, ya que todos los análisis son normales. Dos síntomas son los que presentan estos pacientes: cansancio y dolores musculares. Hemos curado a estos pacientes con la simple supresión de las harinas que contienen gluten. Y en otros casos fue necesario recurrir a terapéuticas dirigidas al plano emocional (homeopatía o código de la emoción).

 

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar
Homeopatía

ALGAS

Las algas poseen un contenido más alto en aminoácidos, sales minerales y oligoelementos que cualquier verdura. Son ricas en iodo, hierro, cobalto, magnesio, calcio, fósforo y potasio. Con 10 gramos de alga hiziki aportamos 140 mg. de calcio ante los 100 mg que aporta la leche, y con un gramo diario de alga kombu obtenemos el aporte suficiente de iodo para garantizar el equilibrio de las glándulas endocrinas. Son una fuente de proteínas vegetales inigualable por aportar los aminoácidos esenciales en una proporción adecuada y con un coeficiente de digestibilidad de hasta un 95% (mucho mayor que la carne).  Ricas en  vitamina E, provitamina A, vitaminas del grupo B y ácidos grasos esenciales. El ácido algénico, componente fundamental y peculiar de las algas, contribuye en la eliminación de metales pesados tales como el arsénico, el plomo y el mercurio. Elimina también elementos radioactivos (estroncio y cobalto). El alga Kelp es rica en colina (impide depósitos grasos en el hígado), además de poseer propiedades antitumorales

Científicos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) comprobaron que la  microalga Spirulina y algunas cianobacterias poseen efectos protectores contra el daño renal y hepático causado por el estrés oxidativo que se genera por la acumulación de metales pesados en el organismo, como producto de la ingesta a través de la cadena alimenticia, por la contaminación ambiental y la exposición directa a estos elementos.

Recomendamos agregar 1-2 cucharadas por día de algas a la ensalada, al plato principal y/o a las batidas.

Algunas algas contienen fucoxantina (wakame, hiziki) y fucoidan (wakame, kombu), a los que se atribuyen propiedades antitumorales.

Podemos utilizar (entre otras): algas kelp, nori en escamas y en láminas, cochayuyo, hiziki, dulse, kombu, wakame, espirulina, chlorella, etc.

 

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

 

Estándar
Homeopatía

SEMILLAS

A lo largo de esta obra hemos citado reiteradamente la importancia de las grandes semillas oleaginosas, tales como las almendras, nueces, avellanas y también la de las pequeñas semillas: chía, lino, sésamo y girasol.

La chía posee un alto contenido en ácidos grasos omega 3, proteínas, magnesio, hierro, calcio, selenio, entre otros minerales y oligoelementos. Por su contenido en mucílagos sirve como gelificante natural para espesar cualquier tipo de líquidos.

El lino comparte muchas propiedades con la chía, posee ácidos grasos omega 3 y también omega 6, grandes cantidades de fibra. Es anticancerígeno. Regula la tensión arterial y el exceso del colesterol.

El sésamo aporta grandes cantidades de calcio y también hierro. Contiene vitaminas del grupo B (B1; B3; B6 y ácido fólico). También vitamina E. Otros minerales de importancia en esta semilla son el magnesio y el zinc. El sésamo proporciona un rico sabor a los platos donde se lo emplea. Las indicaciones culinarias de las semillas (cómo consumirlas y en qué platos) son tratadas ampliamente especialmente en el recetario de este libro.

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar
Homeopatía

BROTES Y GERMINADOS

Germinar es crear las condiciones adecuadas para que la vida que reside en cada semilla despierte. Se denomina germinado a aquella semilla cuyo metabolismo es estimulado al entrar en condiciones favorables de humedad y temperatura.

Ejemplos de germinados utilizados en la cocina viva: lentejas, fenogreco, garbanzos, quínoa, etc. Cuando avanza el proceso de germinación y aparecen las primeras hojas, se lo denomina brote (brote de girasol, de alfalfa, de poroto mung, etc.)

Los germinados son la máxima fuente de proteínas, aminoácidos, enzimas, vitaminas y minerales que tenemos a la mano y debemos aprovechar.

Poseen una gran concentración de enzimas. Contienen aminoácidos para la formación de proteínas. Por ejemplo el brote de alfalfa contiene los 23 aminoácidos incluyendo los 8 esenciales.

Proporcionan una buena cantidad de clorofila. En los brotes algunas vitaminas como la A, B, C y E se multiplican decenas y cientos de veces.

Los brotes se consiguen en dietéticas, aunque es fácil la elaboración casera y requiere poco tiempo de dedicación.

 

Propiedades

  • Su riqueza en nutrientes los convierte en alimentos completos que pueden contribuir a corregir las carencias de la alimentación moderna.
  • Favorecen la eliminación de residuos almacenados en los tejidos o en la sangre
  • Permiten la reparación de tejidos y la regeneración celular
  • Combaten la acción de los radicales libres-Antioxidantes
  • Son un suministro de energía vital.
  • Simplifican la estructura química de los nutrientes que contiene la semilla, haciéndolos fácilmente utilizables y aumentan considerablemente el valor nutricional de la propia semilla y hasta de la planta o fruto a la que hubiese llegado a transformarse.
  • Se digieren fácilmente a diferencia de las semillas (porque comenzaron la transformación de semilla a planta)

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar