Homeopatía

SEMILLAS

A lo largo de esta obra hemos citado reiteradamente la importancia de las grandes semillas oleaginosas, tales como las almendras, nueces, avellanas y también la de las pequeñas semillas: chía, lino, sésamo y girasol.

La chía posee un alto contenido en ácidos grasos omega 3, proteínas, magnesio, hierro, calcio, selenio, entre otros minerales y oligoelementos. Por su contenido en mucílagos sirve como gelificante natural para espesar cualquier tipo de líquidos.

El lino comparte muchas propiedades con la chía, posee ácidos grasos omega 3 y también omega 6, grandes cantidades de fibra. Es anticancerígeno. Regula la tensión arterial y el exceso del colesterol.

El sésamo aporta grandes cantidades de calcio y también hierro. Contiene vitaminas del grupo B (B1; B3; B6 y ácido fólico). También vitamina E. Otros minerales de importancia en esta semilla son el magnesio y el zinc. El sésamo proporciona un rico sabor a los platos donde se lo emplea. Las indicaciones culinarias de las semillas (cómo consumirlas y en qué platos) son tratadas ampliamente especialmente en el recetario de este libro.

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar