Homeopatía

BROTES Y GERMINADOS

Germinar es crear las condiciones adecuadas para que la vida que reside en cada semilla despierte. Se denomina germinado a aquella semilla cuyo metabolismo es estimulado al entrar en condiciones favorables de humedad y temperatura.

Ejemplos de germinados utilizados en la cocina viva: lentejas, fenogreco, garbanzos, quínoa, etc. Cuando avanza el proceso de germinación y aparecen las primeras hojas, se lo denomina brote (brote de girasol, de alfalfa, de poroto mung, etc.)

Los germinados son la máxima fuente de proteínas, aminoácidos, enzimas, vitaminas y minerales que tenemos a la mano y debemos aprovechar.

Poseen una gran concentración de enzimas. Contienen aminoácidos para la formación de proteínas. Por ejemplo el brote de alfalfa contiene los 23 aminoácidos incluyendo los 8 esenciales.

Proporcionan una buena cantidad de clorofila. En los brotes algunas vitaminas como la A, B, C y E se multiplican decenas y cientos de veces.

Los brotes se consiguen en dietéticas, aunque es fácil la elaboración casera y requiere poco tiempo de dedicación.

 

Propiedades

  • Su riqueza en nutrientes los convierte en alimentos completos que pueden contribuir a corregir las carencias de la alimentación moderna.
  • Favorecen la eliminación de residuos almacenados en los tejidos o en la sangre
  • Permiten la reparación de tejidos y la regeneración celular
  • Combaten la acción de los radicales libres-Antioxidantes
  • Son un suministro de energía vital.
  • Simplifican la estructura química de los nutrientes que contiene la semilla, haciéndolos fácilmente utilizables y aumentan considerablemente el valor nutricional de la propia semilla y hasta de la planta o fruto a la que hubiese llegado a transformarse.
  • Se digieren fácilmente a diferencia de las semillas (porque comenzaron la transformación de semilla a planta)

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “MEDICINA QUE CURA”. © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar