Homeopatía, Naturismo

¿Por qué carne no?

La mayoría de los naturalistas, antropólogos y biólogos sostienen que el ser humano es frugívoro. Existen tablas donde se comparan animales herbívoros y carnívoros. Las diferencias fisiológicas y anatómicas (garras, sudor, dientes, saliva, masticación, largo del intestino) no dejan lugar a dudas de que el ser humano es herbívoro al igual que los primates (chimpancé, orangután) grupo al que pertenece.

Al comer carne, estamos ingiriendo hormonas, antibióticos y elementos transgénicos con los que hoy se alimenta a los animales para aumentar la rentabilidad. Numerosos trabajos muestran entre tres y cinco veces mayor incidencia de cáncer de intestino en los consumidores de carne que en los vegetarianos. Es conocida por todos la propensión a la agresividad de los que consumen mucha carne. Esto es debido al aumento de los niveles de adrenalina y la disminución de serotonina.

Por el contenido de grasas saturadas, la ingesta de carne aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Médicos reumatólogos y cardiólogos actualmente recomiendan consumir carnes rojas sólo una vez por semana.

Según el Dr. Colin Campbell, de la universidad de Cornell en los Estados Unidos y director del trabajo más importante en la historia de la investigación de la salud llamado Proyecto Cornell-Oxford-China de Nutrición, Salud y Medio Ambiente, conocido como proyecto Cornell escribió: “Una vasta mayoría, tal vez un 80 ó 90 por ciento, de todos los tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades degenerativas, pueden ser prevenidas, al menos hasta una muy avanzada edad, simplemente adoptando una dieta vegetariana.”

 

Del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “Manual de Naturismo y Alimentación Saludable”. : © Todos los derechos de autor reservados.

 

Estándar