Alimentación, Naturismo

¿Cuáles son las propiedades de la arcilla?

La arcilla es una de las sustancias más utilizadas en el naturismo. Sus indicaciones son numerosas.

Introducción: La arcilla fue utilizada desde antiguo por diferentes culturas, los egipcios y los griegos entre otras. Tanto Hipócrates como Galeno la recomendaban. Se denomina geoterapia o fangoterapia al uso de arcilla con fines medicinales. Los animales curan de sus heridas buscando tierras arcillosas sobre las cuales se revuelcan para evitar la infección y para la cicatrización. Animales de gran porte como los elefantes, llevados por su instinto, recurren a este tipo de curas.

Acción general de las arcillas de uso interno: La arcilla tiene propiedades quelantes. Esto significa que por su carga de iones negativos, al transitar por el aparato digestivo, se une a los iones positivos de los metales pesados (aluminio, arsénico, mercurio, estaño, etc.) eliminándose ambos por orina en pocas horas. Las arcillas de uso interno son totalmente inocuas y no presentan efectos colaterales. En pacientes con constipación, junto con la toma, se recomienda una mayor hidratación o mayor ingesta de fibras.

Al mismo tiempo que limpian el organismo, las arcillas aportan minerales como el hierro, magnesio, calcio, zinc.

Al ser alcalinas como el bicarbonato de sodio, están indicadas en acidez y úlcera de estómago. Útiles en diarreas. Indicadas además en candidiasis crónica. Son cicatrizantes, antisépticas, antibióticas naturales, antiinflamatorias, bactericidas, desparasitantes y  reguladoras del pH sanguíneo. Las arcillas, por su carga de iones negativos, tienen sobre el cuerpo, al eliminar la carga electrostática, los mismos efectos que cuando se camina sobre tierra, arena húmeda o pasto. Las arcillas tienen una acción de limpieza del intestino, arrastrando al exterior, viejas capas de excrementos, adheridas a la mucosa intestinal.

Tipos de arcilla e indicaciones: Existen más de 100 tipos de arcilla pero sólo unas 20 son naturales y se las clasifica por colores: amarilla, blanca, gris, roja y verde.

Caolín: Es la más pura, de color blanco o blanco grisáceo. Posee en su composición silicato de aluminio. Contiene caolinita, alúmina, feldespato y cuarzo.

Bentonita: De color amarillento o blanco grisáceo. Contiene silicato hidratado de aluminio y esmectita. Es la más efectiva en casos de candidiasis crónica.

Arcilla serrana: posee las propiedades generales de las arcillas

Zeolita: Es arcilla de lava volcánica. Es antioxidante e inmunoestimulante. Es un suplemento totalmente natural y no tóxico. Posee las propiedades generales de las arcillas y como la bentonita es útil en candidiasis crónica.

Tratamiento:

  1. Preparación: Colocar una cucharadita de madera al ras (tamaño café) de arcilla en polvo en un vaso de agua. Mezclar bien. Dejar reposar por espacio de media hora.
  2. Ingesta: Alejado de comidas: media hora antes del desayuno o al menos una hora antes de almuerzo o cena, siempre con el estómago vacío. No volver a mezclar antes de la ingesta, dejar el poso en el fondo del vaso. Beber durante un mes.

Nota: En casos de constipación severa o hipertensión severa, la dosis debe reducirse a la mitad.

Zeolita: 10 gotas dos veces al día (si es líquida) en medio vaso de agua o una medida (si es en polvo: Zemagma) dos veces por día en medio vaso de agua. En ambos casos se podrán incorporar en un licuado o en una infusión. Consumir durante un mes.

Preguntas extraídas del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “Manual de Naturismo y Alimentación Saludable”. : © Todos los derechos de autor reservados.

Estándar