Alimentación, Naturismo

Vegetales y frutas orgánicas

¿Qué son los vegetales y frutas orgánicas?

Son productos que no contienen agroquímicos y que son cultivados por la agricultura orgánica. La agricultura orgánica utiliza métodos de control de plagas sin contaminar el medio. Las plagas en la agricultura coinciden con el comienzo de la agricultura industrial en el siglo XIX. El hombre, al emplear grandes extensiones de tierra para un solo tipo de cultivo, provocó la ruptura del equilibrio ecológico. Los insectos tienen una reproducción que es directamente proporcional al alimento que encuentran. En tierras naturales, donde no ha intervenido el hombre, la ecología mantiene en equilibrio la interacción entre plantas y animales, sin la posibilidad de que surjan plagas. El reino vegetal no está al exclusivo servicio del hombre, sino que también alimenta a infinidad de animales. A principios de siglo, los agricultores, comenzaron a usar plaguicidas, DDT, y luego, los órgano-clorados para eliminar a las plagas, pero éstas se hicieron cada vez más resistentes obligando al uso de venenos más potentes. Aparecieron los órgano-fosforados, que contaminan aún más, ya que penetran en el vegetal circulando por su savia.

El glifosato es el herbicida más utilizado para el control de la maleza. La agencia que investiga el cáncer (IARC) dependiente de la OMS realizó un estudio sobre el glifosato. El informe publicado en la revista The Lancet expresa: “hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin)”. Por ese motivo han recalificado su peligrosidad y han incluido a este agente en el grupo 2A como “probablemente cancerígeno”.
 ¿Dónde puedo conseguir productos orgánicos?

Afortunadamente cada vez son más las hectáreas destinadas al cultivo de productos orgánicos. Según el IASCAV (Instituto Argentino de Sanidad y Calidad Vegetal) encargado del control de productores, en el año 2000 se llegó a las 2.900.000 hectáreas sembradas.

Los productos orgánicos pueden adquirirse en negocios especializados, en casa de  dietética e incluso en supermercados.

Hay que tener sumo cuidado al elegir los productos. No son pocos los comerciantes que engañan la buena fe de los compradores inadvertidos.

Los productos orgánicos que se pueden conseguir entre otros son: verduras, frutas, aceite de oliva, arroz integral, mermeladas, miel, yerba mate, vinos. Aunque no recomendamos carnes, para quienes está en una dieta de transición existen también carnes y pollos orgánicos.

 

¿Qué ventajas obtengo al consumir vegetales orgánicos?

Las verduras y frutas orgánicas presentan la doble ventaja de no estar contaminadas con sustancias tóxicas y de contener todos los nutrientes que corresponden gracias a la utilización de verdaderos fertilizantes y compost.

Las frutas y verduras de los cultivos comerciales donde se utilizan fertilizantes químicos contienen cada vez menos nutrientes. Existe una gran diferencia de sabor entre un producto orgánico de otro que no lo es. Es conocida la diferencia entre un tomate “artificial” rojo y de hermoso aspecto, comprado en el supermercado, con otro obtenido de nuestra pequeña huerta…

 

¿Cómo puedo distinguir entre un verdadero producto orgánico y uno procesado?

En los cultivos orgánicos, diversos animalitos se alimentan de la huerta, es por eso, que a veces, las verduras y las hortalizas presentan agujeritos o comeduras que testimonian la calidad del producto orgánico.

La forma más práctica de reconocer cuando un producto es orgánico o no, es haciendo un testeo muscular. Se requieren dos sujetos para hacer la prueba. Uno de ellos, el examinado, mantiene en la mano la fruta o el vegetal o la levadura de cerveza, o cualquier producto que sea; mientras que al mismo tiempo extiende el otro brazo intentando trabarlo con toda su fuerza. El examinador hará fuerza hacia abajo sobre el brazo del examinado midiendo la fuerza. Si se trata de un  producto procesado o con pesticidas o fertilizantes químicos disminuirá la fuerza del examinado en relación a un verdadero producto orgánico que hará que el brazo se mantenga con mucha más resistencia.

Como ejemplos, hay una levadura de cerveza con glutamato monosódico o manzanas con pesticidas y cera para conservarlas y darles brillo, en ambos casos es notable como el brazo cae sin fuerza ante la presión del examinador.

Cualquiera con un mínimo de práctica puede utilizar este útil método de control. Recomendamos la siguiente bibliografía para aprender la técnica:

  • Kinesiología del Comportamiento. Dr. Jhon Diamond
  • El Poder Contra la Fuerza. Dr. David R. Hawkins

 

Preguntas extraídas del libro en preparación de los Dres. Graciela Estela Varela y Luis Detinis: “Manual de Naturismo y Alimentación Saludable”. : © Todos los derechos de autor reservados.

 

Estándar