Homeopatía

¿La actividad física aeróbica influye sobre el cáncer?

Es conocido el efecto benéfico que ejerce la actividad física sobre los pacientes con afecciones respiratorias, digestivas (algunos pacientes constipados refieren que caminar para ellos es el mejor “laxante”), emocionales (pacientes que caminando una hora por día pudieron suprimir las drogas antidepresivas). Cientos de trabajos a nivel mundial demuestran los notables beneficios que obtienen enfermos de cáncer con la actividad aeróbica. En mayo del corriente año (2016) se publicó una investigación a cargo del Dr. Steven C. Moore del National Cáncer Institute y del American Cáncer Society que confirma los trabajos precedentes. El estudio de la Sociedad abarcó a 1.440.000 individuos de USA y Europa a lo largo de 11 años. Se analizaron dos grupos, quienes hacían actividad física y un grupo de comparación de individuos sedentarios. Los resultados de la investigación mostraron entre un 20 y un 55 % de reducción de riesgo de padecer cáncer, entre muchos otros, de colon, mama y endometrio. Como conclusión de esta investigación se recomienda realizar al menos 22 minutos diarios de trote, natación o bicicleta. Otros trabajos muestran que la actividad física reduce en un 50 % la reaparición del cáncer.

Estándar