Homeopatía

Nux Vomica estudio clínico sintético

Autor: Luis Detinis

Enfoque clínico sintético sobre 45 casos curados o muy mejorados con Nux  Vomica. El estudio fue realizado a lo largo de muchos años de observación y sobre casos seleccionados.

Son pacientes esencialmente intolerantes. La palabra intolerancia forma parte del relato de casi todos los pacientes que requieren de este remedio: no toleran las esperas, la contradicción ni contrariedades, el consuelo, los ruidos pequeños o estridentes, caños de escape, música fuerte o bullicio. No toleran injusticias, sobretodo las que se cometen contra un tercero. No tolera el desorden, ni objetos fuera de lugar.

De temperamento nervioso. Muy difícilmente un paciente Nux Vomica no se defina colmo nervioso. Está siempre tenso, inquieto. Es impresionable, todo le llega e impacta, desde una puesta de sol, hasta la visión  de sangre o una herida. Inestable, variable e impetuoso, sus movimientos casi nunca son lentos, al contrario son rápidos, enérgicos, violentos.

Explosivo, agresivo, peleador. Puede llegar a vías del hecho, trompeando a quien lo ofendió. Es el camorrero del tránsito que agrede insultando o trompeando sin preámbulos. Muchos pacientes Nux Vomica relatan haber sido violentos sólo en su juventud. A veces la agresión se manifiesta sólo sutilmente a través de la ironía.

Es anmbicioso. Trabaja activamente y sin descanso desde muy joven, para lograr dinero y posición que teme perder. Llega a puestos de jerarquía. Muchos jefes o gerentes de empresa son Nux Vomica. Teme a la pobreza y al futuro.

Nux Vomica es irreflexivo, impulsivo, actúa y después piensa. Independiente, de carácter cortante, fuerte, directo para decir las cosas en la cara.

Junto con Lycopodium es el más responsable de la Materia Médica, puntual con los horarios y la palabra empeñada.

Muchas veces caótico y desordenado, pero al mismo tiempo obsesivo y meticuloso llegando al fastidio.

Hiper emotivo, hipersensible y sensiblero, llora en el cine o por compasión ante la visión de la desgracia ajena en un noticioso o en la calle.

Afectuoso y al mismo tiempo violento; temerario pero al mismo tiempo con temor a la muerte o a las enfermedades.

Reservado, no cuenta sus cosas íntimas. Celoso.

Tiene deseos de bebidas y comidas amargas. Es friolento o caluroso. Deseo de sal y de condimentos. Sudor de cuello.

 

Estándar