Naturismo

Intoxicación Electromagnética: Iones Negativos

Autor: Luis Detinis.

Entre los múltiples factores que nos enferman figuran los iones positivos. Un exceso de iones positivos en el aire que respiramos, puede provocar desvitalización, sensación de fatiga, embotamiento, depresión, cefaleas, malhumor, estrés, etc.

Un ejemplo de aire cargado de iones positivos, es el viento Zonda de nuestra zona cuyana, que además de los conocidos efectos sobre el humor de la gente, produce un aumento en el índice de mortalidad de los bebés. Otro ejemplo es el malestar que se experimenta antes de las lluvias – exceso de iones positivos – y el bienestar que se siente cuando la tormenta ha pasado.

Condiciones que favorecen la producción de iones positivos:

  • Monitores de las computadoras.
  • Pantallas de televisores.
  • Tubos fluorescentes.
  • Humo de cigarrillo.
  • Contaminación ambiental.
  • Alfombras de material sintético.
  • Uso de fibras sintéticas: poliester, acrílico, nailon ( se debe usar vestimenta de lino, algodón, lana o seda).
  • Calzado con suela de goma.
  • Polvo, humo, estufas de cuarzo.
  • Generadores de iones negativos (benéficos para el organismo):

  • El baño de vapor (en realidad es un baño de iones negativos).
  • La ducha,  que mejora a tantas personas, se debe a la producción de iones negativos.
  • La ciudad de Merlo en San Luis, donde el suelo es ligeramente más radioactivo que lo común.
  • La cercanía de cascadas.
  • La cercanía del mar.
  • El aire de campo (contiene 1.000 a 2.500 iones negativos por centímetro cúbico; el de la ciudad de 150 a 400 y el de muchos hogares solamente 30 a 50 iones negativos).
  • Los ionizadores, son aparatos del tamaño de un teléfono que genera iones negativos áltamente beneficiosos, al mejorar el estado general y el estado de ánimo y en particular, en casos de bronquitis, sinusitis, asma bronquial, insomnio, hipotensión o hipertensión, etc.
  • NOTA: No se debe confundir ionizador con ozonizador. El ozonizador es utilizado como bactericida y desodorizante de ambiente, pero según la OMS es tóxico para el ser humano, si se supera el máximo admisible que es de 0,1 a 0,2 miligramos por metro cúbico.

    Aquí van a encontrar información sobre los ionizadores.

    Bibliografía:

    Escardó, Florencio. Mayo 1983. Los iones y la salud. Revista del Hogar Obrero.

    Instituto Argentino de Ionización.

    Gerula, Ricardo L. (2001) Radiestesia Integral.  Ed. Kier.

    Estándar